Cómo aliviar una contractura en la espalda

Compartir artículo

Las contracturas de espalda son una de las dolencias más comunes en jóvenes y adultos. Sin embargo, a veces no nos lo tomamos demasiado en serio, pese a que puede llegar a limitar nuestras actividades diarias.

¿Qué es una contractura en la  espalda?

Las contracturas musculares son contracciones musculares involuntarias y mantenidas en el tiempo debidas a un esfuerzo excesivo, que finalmente provocan molestias musculares.

En el caso de una contractura en la espalda, uno o varios músculos de esa zona se ven afectados por el esfuerzo extra. Para reducir el dolor y la incomodidad que causa, es importante determinar cómo aliviar una tensión en la espalda y cómo prevenirla.

Causa más comunes 

Las causas de contracturas en la espalda son múltiples, normalmente relacionadas con nuestro comportamiento del día a día.

Razones más comunes de padecer una contractura en la espalda:

    • Mala postura que se repite a menudo, lo que eventualmente conduce a contracciones musculares. Por ejemplo, mirar hacia abajo a la computadora, repetir a menudo las mismas acciones, etc.
    • Realizar ejercicios mal ejecutados, movimientos mal ejecutados que sobre cargan uno o más músculos pueden producir contracturas musculares.
    • Falta de calentamiento antes del ejercicio; pueden producirse molestias si los músculos no están preparados para las tensiones del ejercicio.
    • Gestos y movimientos repentinos que lastiman la espalda, como estiramientos vigorosos, agacharse repentinamente o malas posturas al cargar objetos pesados.
    • Posturas fijas e incómodas mantenidas en el tiempo, como sentarse frente a una computadora durante horas.
    • Estrés y tensión acumulada que generalmente acaban afectando a los músculos de la espalda y el cuello. Los factores emocionales afectan nuestro estado muscular al forzar nuestros músculos, lo que puede hacernos más propensos a las contracturas en la espalda.

Evaluar las posibles causas de una contractura de la espalda y controlar todos los factores que puedan afectar su aparición es importante para aliviarla y evitar que vuelva a ocurrir.

¿Cómo aliviar las contracturas en la espalda?

Aliviar las contracturas de la espalda no siempre es fácil y, según el tipo de lesión y la frecuencia con la que ocurra, el alivio completo puede requerir la intervención de un fisioterapeuta.

Sin embargo, hay algunas pautas que puede seguir en casa para aliviar el dolor de espalda y las molestias mientras espera atención profesional.

Relajar la la contractura con calor

El calor ayuda a relajar los músculos contraídos, reduciendo así la incomodidad de las contracturas musculares. Por eso, relajar la zona con calor es una buena opción.

Eso sí, es importante calentar la zona dolorida en periodos cortos de tiempo (unos 15 minutos), varias veces al día, con un tiempo razonable entre aplicaciones.

Se puede usar una compresa caliente o una compresa de agua, pero un baño o una ducha calientes también pueden ayudar a aliviar el dolor. Recuerda siempre proteger la zona con un paño o toalla para evitar quemaduras en la piel.

Masajear la zona para relajar 

El masaje puede ayudar a reducir la incomodidad de las contracturas de los músculos de la espalda.

Si puede alcanzar el área constreñida con sus propias manos, puede masajear suavemente para eliminar los nudos de la espalda. Si no puedes o el dolor es muy molesto, es recomendable que acudas a un fisioterapeuta que es el profesional adecuado para tratar las molestias musculares y contracturas.

Hacer estiramientos suaves

Cuando tienes contracturas en la espalda o en cualquier otro músculo, es importante no realizar movimientos bruscos o estiramientos que presionen más la zona.

¿Qué tipos de estiramientos se pueden hacer? Puedes practicar ejercicios de yoga o pilates para principiantes, estiramientos en la piscina o estiramientos pautados por tu fisioterapeuta de referencia. 

Realizar actividad física suave 

Es muy recomendable alguna actividad física muy moderada para reducir la tensión en la zona. Actividad física en el agua o caminar a paso suave son algunas alternativas que puedes poner en práctica. ATENCIÓN: Nadar sin una técnica adecuada puede ser perjudicial para la espalda.

Utilizar analgésicos tópicos en la zona contracturada

El uso de analgésicos tópicos para aliviar el dolor en el área también es una opción para aliviar las tensiones en la espalda y reducir las molestias. Su farmacéutico de referencia podrá ayudarle a encontrar el medicamento que más le convenga.

Sin embargo, si el dolor no mejora o empeora después de 7 días de uso, consulte a su médico.

Claves para la prevención

Prevenir las contracturas de espalda no siempre es posible, pero se recomienda seguir diariamente una serie de pautas para evitarlas:

  • No realice ninguna actividad física sin un calentamiento previo.
  • No se incline cuando transporte artículos. Lo mejor es mantener la espalda recta para evitar que se carguen zonas sensibles como la zona lumbar.
  • Si trabaja de pie o sentado, cambie su postura de vez en cuando. Se recomienda estirar y relajar los músculos de la espalda durante los pequeños descansos en los que puede caminar y moverse.
  • Duerma en un colchón cómodo para la salud de su espalda. Los colchones demasiado viejos o fabricados con materiales inadecuados pueden afectar la salud de la zona lumbar y causar molestias en la espalda.

 

En Clicfisio somos especialistas en tratar todo tipo de molestias musculares a través del masaje profesional realizado por fisioterapeutas. ¡Cuenta con nosotros!

Clicfisio

Clicfisio

Entradas relacionadas

Aliviar una contractura en el cuello
Tratamiento
Cómo aliviar la tortícolis
Tratamiento

Únete a nuestra NEWSLETTER

Recibirás en tu email nuestras ofertas y nuevas publicaciones de nuestro blog.

En Clicfisio utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace del mismo. Si continua navegando estará dando su consentimiento al uso de lo mismos. Para obtener más información visita la política de privacidad y cookies de Clicfisio