Aliviar una contractura en el cuello

contractura de cuello
Compartir artículo

¿Quién no tiene o ha tenido una contractura en el cuello? pasar rato delante del ordenador durante horas, una mala postura al dormir o el exceso de trabajo o simplemente una mala postura mantenida en el tiempo pueden hacer que nuestro cuello sufra.
Si tienes estas molestias, lo más normal es que quieras saber cómo aliviar las contracturas musculares del cuello, por eso en el siguiente artículo te explicamos las causas, síntomas y cómo tratarlas para volver a una vida normal y sin dolor.

Síntomas de las contracturas de los músculos del cuello

Los síntomas más obvios, típicos y comunes de las contracturas en el cuello son dolor y restricción de movimiento en el área. Pero cuando la contractura es en el cuello, puede producir otros síntomas muy molestos, como:

    • Dolor de cabeza
    • Hormigueo en hombros y manos.

En general, son síntomas molestos que nos impiden llevar a cabo nuestra vida diaria y limitan nuestra capacidad para realizar actividades físicas cotidianas como girar la cabeza, dormir cómodamente o hacer algo de ejercicio. Por eso, el alivio de las contracturas de los músculos del cuello es una prioridad.

Causas de las contracturas musculares del cuello

En la mayoría de los casos, las contracturas de los músculos del cuello pueden deberse a una combinación de factores, como:

    • Estrés: El estrés puede causar contracturas musculares porque hace que los músculos de la zona se tensen continuamente de forma involuntaria.
    • Debilidad muscular: los músculos del cuello, los hombros y la espalda pueden debilitarse por la falta de ejercicio. Esto da como resultado que los músculos afectados no tengan la fuerza necesaria para mantener una postura adecuada o realizar las actividades de nuestro día a día. .
    • Mala postura: Mantener la misma postura forzada durante mucho tiempo, ya sea en el trabajo o al dormir, favorece la aparición de contracturas musculares.
    • Frío: Tendemos a “encogernos” cuando nos exponemos al frío, lo que hace que los músculos del cuerpo se contraigan de forma involuntaria y esto puede dar lugar a contracturas.
    • Esfuerzo sin calentamiento previo: Antes de realizar cualquier tipo de esfuerzo, especialmente durante la actividad física, es importante calentar la zona lo suficiente para evitar contracturas musculares en el cuello o en cualquier otra parte del cuerpo

Cómo aliviar una contractura muscular del cuello

Tras identificar la posible causa de la contractura de los músculos del cuello, es importante ponerle remedio e iniciar un tratamiento para aliviarla. Ahora, ¿cómo podemos ayudar a eliminar estos problemas? A continuación, damos una serie de sugerencias para aliviar el dolor:

Aplica calor en la zona

Cuando sufrimos este tipo de lesiones siempre surge una duda: ¿Las contracturas son frías o calientes? En este caso, debes saber que la compresa fría se utiliza dentro de las primeras 48 horas para una lesión que se presenta repentinamente por un esfuerzo y que generalmente nos ayuda a prevenir o rebajar la inflamación, se suele utilizar en lesiones como un esguince o hematoma.

Las contracturas de los músculos del cuello a menudo son causadas por sobrecargar el área. En estos casos, siempre se recomienda aplicar calor en la zona para aliviar el dolor, ya que una temperatura ligeramente por encima de nuestra temperatura corporal beneficia el riego sanguíneo de la zona y ayuda a relajar los músculos contraídos.

Por lo tanto, el calor puede ayudar a aliviar el dolor de las contracturas musculares del cuello. Se debe aplicar por un corto período de tiempo, unos 15 minutos, varias veces al día. Además, es importante prestar atención a la temperatura, ya que las altas temperaturas pueden quemar tu piel, por lo que si estás aplicando calor con una compresa, recuerda envolverla previamente en un paño para no dañar tu piel.

Practica estiramientos suaves

Algunos estiramientos lentos, suaves y controlados pueden ayudar mucho a aliviar los síntomas de la contractura.

Aplicar analgésicos tópicos

Si la contractura está causando dolor o molestias, se puede aplicar un analgésico en la zona para ayudar a reducir las molestias y puede aliviar dolores musculares y articulares leves debido a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Sus ingredientes se absorben rápidamente a través de la piel, lo que puede ayudar aliviar el dolor en adultos y niños mayores de 12 años.

No obstante, recomendamos hablar con el farmacéutico de confianza para que nos pueda orientar en el tratamiento más adecuado.

Masajear en la zona que está contracturada

El masaje puede ayudar a aliviar las contracturas de los músculos del cuello, especialmente si se acude a un buen fisioterapeuta especialista.

Consejos para prevenir las contracturas de los músculos del cuello

Aunque las molestias pueden ocurrir en cualquier momento, si eres susceptible a este tipo de lesiones, es importante tratar de prevenirlas. ¿Cómo? Utilice los siguientes consejos:

    • Dormir en un colchón de firmeza media.
    • Sentarse siempre en la posición correcta y en una silla ergonómica, lo cual es bueno para la salud de nuestra espalda espalda.
    • Recoger con cuidado los objetos del suelo con la espalda recta.
    • No dormir boca abajo.
    • No hacer actividad física sin antes calentar, especialmente si va a cargar grandes pesos.
    • El masaje descontracturante realizado por un fisioterapeuta con cierta asiduidad también previene de sufrir nuevas contracturas en personas expuestas.

En Clicfisio somos especialistas en tratar todo tipo de molestias musculares a través del masaje profesional realizado por fisioterapeutas. ¡Estamos a su disposición!

Clicfisio

Clicfisio

Entradas relacionadas

Cómo aliviar la tortícolis
Tratamiento
Cómo aliviar una contractura en la espalda
Tratamiento

Únete a nuestra NEWSLETTER

Recibirás en tu email nuestras ofertas y nuevas publicaciones de nuestro blog.

En Clicfisio utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace del mismo. Si continua navegando estará dando su consentimiento al uso de lo mismos. Para obtener más información visita la política de privacidad y cookies de Clicfisio